¡Feliz año nuevo!…aunque en el Ceip José Hurtado nos comimos las uvas el viernes dieciocho de diciembre pasadas las doce de la mañana. Fue una de las actividades programadas para celebrar la fiesta de Navidad de 2015, en la que también hubo ginkana y partido de fútbol entre padres y alumnos.

¡Os deseamos a todos un 2016 lleno de emocionantes proyectos! Nosotros nos adelantamos un poco y celebramos el año nuevo el dieciocho de diciembre. Los alumnos y alumnas del Ceip José Hurtado esperaron, junto a sus familiares, a que dieran las doce campanadas en el patio del colegio. Fue a pleno día, caía un sol de justicia y aún faltaban quince días para la Noche Vieja pero la emoción y los nervios en el estómago eran los mismos.

Ese día las campanas sonaron con ritmo lento para que a todos les diera tiempo de tomar las uvas y de pedir el mejor de sus deseos para el año venidero. Ante la imposibilidad de celebrar la fiesta de Navidad en el teatro Alhambra, como venía siendo habitual, la dirección del colegio, junto con la Ampa, decidieron organizar el original cotillón. Se necesitaron alrededor de cuarenta kilos de uvas, repartidos en trescientos vasos con doce unidades cada uno. Las había, también, sin hueso para el alumnado de infantil. Aquí tenéis el esperado momento:

Antes del cotillón, tuvo lugar la rifa de la estupenda cesta de Navidad que llenaron los padres y madres del cole con sus generosas aportaciones…¡hasta un jamón!, y cuya recaudación va destinada a costear el viaje de fin de curso de los alumnos y alumnas de sexto. También tuvo lugar una simpática actuación de las alumnas que asisten a las clases extraescolares de baile. La programación de actividades para este día festivo se completó con una divertida gimkana a cargo de los excelentes maestros y maestras que hacen las prácticas en nuestro colegio y con un animado partido de fútbol en el que también participaron los padres del cole.

[Best_Wordpress_Gallery id=»9″ gal_title=»Fiesta de Navidad 2015″]